GBW-2019-BULLY-WEB

Ha sido todo un homenaje a la hamburguesa. Esta forma de comer se ha hecho un hueco importante en nuestra sociedad y ha evolucionado con  el paso del tiempo. Por ello, hemos realizado un homenaje que se llevó, a cabo, en nuestro territorio. Desde el viernes 24 de mayo hasta el 2 de junio, 30 bares y restaurantes guipuzcoanos mostraron sus hamburguesas más creativas para celebrar la segunda edición de la Gipuzkoa Burger Week. Una verdadera oportunidad de comprobar como esta forma de comer se ha transformado, de ser comida rápida, a verdaderas propuestas gastronómicas.

Hamburguesas para todos los gustos

En la Gipuzkoa Burger Week tienen cabida todo tipo de hamburguesas. Concretamente fueron 30 las propuestas presentadas  para que el público las disfrutara con la bebida que más le gustaba por un precio máximo de 10€. Establecimientos de Donostia, Irun, Lasarte-Oria, Pasaia, Alegi, Anoeta o Arrasate se pusieron las pilas y ofrecieron una selección muy variada con muchos productos hechos en casa como salsas, panes, etc.

Hay muchos ejemplos como la Sagardo Burger del restaurante Oquendo donde hicieron un homenaje a la gastronomía de la sidrería. Para ello, presentaron una hamburguesa de carne de txuleta que iba acompañada con una crema de Idiazabal ahumado, tiras de cecina de ternera, coulis casero de membrillo y sidra, nueces y un poco de rúcula para darle el toque verde.

Desde la Parte Vieja Casa Tiburcio también homenajeó, en este caso a la cocina asiática, con una hamburguesa de carne de vacuno con setas y bambú a la que acompañaban unos cogollos, tomatitos cherry y una salsa de ostras y chili dulce. Todo ello montado en un pan de cristal y con unos chips de raíz de loto como acompañamiento.

Sabores más arriesgados presentó Casa Vergara ya que apostó por una hamburguesa de bacalao a la que pusieron de nombre Club Ranero y que se presentaba con piperrada y su pil pil. La acompañaba un crujiente de espinaca y yuca frita. Todo ello entre un pan de malta.

En Amara los recién llegados Kanela Café crearon una hamburguesa de carne de txuleta, lechuga, cebolla caramelizada, bacon crujiente, queso azul desmigado y una salsa de arándanos que fue ser toda una explosión de sabor en el paladar y que desde entonces mantienen ya en carta.

En Irún destacaron el Restaurante Bakar donde Wiliam Aristizabal fue más lejos desarrollando un “Dry Bbq”. Se trataba de una mezcla de especias que al impregnarla en la carne le otorgaba sabor a barbacoa en el interior y un aspecto caramelizado en el exterior.

En la misma localidad, Altxola Taberna elaboró su propia carne de hamburguesa, hecha en casa con chalota, mousse de pato y algún ingrediente más secreto. La alojaron sobre un pan brioche con lechuga, cebolla crujiente y un sorprendente toque dulce de higos.

Si quieres ver todas la propuestas haz click aquí.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×

Powered by WhatsApp Chat

× Contácta por WhatsApp